10 tips para inspirarte y desbloquear tu creatividad

10 tips para inspirarte y desbloquear tu creatividad

La inspiración no siempre llega a tiempo, por eso traigo 10 tips para ayudar a encontrarla.

El frío se acerca a Montevideo, Uruguay. Muchos utilizan la excusa del frío para vestirse de gris y decir que la ciudad en estos tiempos es de ese mismo color, sin embargo, una como diseñadora no puede caer en el gris del otoño, del invierno o de los días sin sol.  La inspiración debe surgir en todo momento del año, con frío o con calor.

Muchas cosas son parte involuntaria de los diseños que hacemos. Seguramente el mismo proyecto que hacemos hoy no lo hubiéramos hecho de la misma forma ayer o en tres semanas. Muchos diseñadores a la hora de enfrentar los proyectos salen corriendo a internet a buscar ideas, desestimando por completo todo lo tangible que tenemos a nuestro alrededor, por eso aquí algunos tips para lograr la inspiración cuando cueste encontrarla.

 

1- ¡Detente, respira y mira alrededor!

Puede parecer tonto y obvio, pero este ejercicio es más difícil de lo que parece. Prestar atención a los detalles cuando es algo que no estás acostumbrado a hacer puede llevar un tiempo para lograr sentir la “magia” del entorno que nos rodean. Me ha pasado de pasar muchas veces por un mismo lugar y un día decidir mirar por encima de mi campo visual y decir “¡Caramba! nunca vi que eso estaba ahí”, me he topado con terrazas que no sabía que existían, balcones y azoteas que nunca me había tomado el tiempo de mirar. También mirar al piso, toparse con hojas cecas contrastando con las grises baldosas puede ser una fuente de inspiración. A mi en particular ese recurso me sirvió para generar texturas, paletas de color y formas.

 

2- Escucha ese preciado silencio

Si tienes la posibilidad de encontrarlo úsalo. El silencio es algo misterioso y difícil de encontrar en algunas ciudades, puede hacernos enfrentar con lo más profundo de nuestro ser.

El silencio tiene su lenguaje: sabe hacerse entender.

Buda

Estar en silencio y no distraernos con el sonido ayuda a los otros sentidos a estar más atentos y nos obliga a pensar en algo. Algunas personas pueden aburrirse un poco con esto, peor otras podemos aprovechar ese silencio no sólo como inspiración sino también hasta como terapia.

 

3- El viejo truco de la música

Escuchar música está más que comprobado que es genial para fomentar la creatividad, la inspiración y para motivar distintos estados de ánimo. Si lo que necesitamos diseñar puede amoldarse a algún género musical, sería una fantástica idea escuchar eso mientras bocetamos, pintamos y jugamos a crear. ¿Una prueba? dibuja un montón de lineas en un papel no muy grande, escucha una canción tranquila por unos 4 minutos e intenta encontrar formas en esas cuantas rayas que dibujaste, repite el proceso pero este vez escucha por 4 minutos otro género de música más movida. ¿Qué me dices?

 

4- Garabato

Relacionando con el ejercicio anterior, realizar una serie de lineas sin sentido puede ayudar a desbloquear partes de nuestra mente. Así como en el test de Rorschach:

El test de Rorschach [rrór-shaj] es una técnica y método proyectivo de psicodiagnóstico creado por Hermann Rorschach (1884-1922). Se publicó por primera vez en 1921 y alcanzó una amplia difusión no sólo entre la comunidad psicoanalítica sino en la comunidad en general.

El test se utiliza principalmente para evaluar la personalidad. Consiste en una serie de 10 láminas que presentan manchas de tinta, las cuales se caracterizan por su ambigüedad y falta de estructuración. Las imágenes tienen una simetría bilateral, que proviene de la forma en que originalmente se construyeron: doblando una hoja de papel por la mitad, con una mancha de tinta en medio. Al volver a desplegarlas, H. Rorschach fue encontrando preceptos muy sugerentes que daban lugar, por su carácter no figurativo, a múltiples respuestas. El psicólogo pide al sujeto que diga qué podrían ser las imágenes que ve en las manchas, como cuando uno identifica cosas en las nubes o en las brasas. A partir de sus respuestas, el especialista puede establecer o contrastar hipótesis acerca del funcionamiento psíquico de la persona examinada.

Wikipedia

con manchas y garabatos podemos lograr exteriorizar formas que surgen desde nuestro más interno ser. Estas formas pueden ser el principio de nuestro bello diseño.

 

5- Texturas

Este recurso no suele ser muy utilizado en el rubro de diseño gráfico, más bien lo utilizan en modas o interiores, pero en nuestro rubro es igual de importante las texturas. Juntar un par de telas, de papeles, de recortes y otras cosas y ponerlos encima de la mesa es un buen recurso que debería explotarse más.

 

6 – ¿Qué comiste hoy?

¿La inspiración con un plato de comida? ¡Exacto! Puede sonar extraño, pero los alimentos tienen sus propios pigmentos, sus propias formas, sabores, olores y texturas. Pensar en qué comidas se ingirieron durante el día puede forzar a la mente a pensar involuntariamente en todas estas virtudes que poseen los alimentos. Si esto no funciona al menos nos va a dar hambre y vamos a recargar energías 😀

 

7 – Vuelve a lo básico

Al intentar diseñar podemos caer en la tentación de querer poner todo, mucha información, comunicar demasiado o abusar de los recursos. La abstracción es una habilidad que se puede practicar y perfeccionar con los años y la experiencia. Simplificar nuestras ideas a lo básico nos permitirá desarrollar esta habilidad e incluso ayudará a resolver algunos de los problemas que podamos enfrentar.

 

8 – No te encasilles

Es un buen tip. Somos diseñadores gráficos y nos gusta identificarnos e inspirarnos con otros diseñadores gráficos, pero investigar sobre otros diseñadores como interiores, de moda, industriales, etc. es una gran fuente de rico conocimiento de otros creativos. Los diseñadores de otros rubros también pasan por procesos similares a los nuestros y ver sus obras facilita nuestro canal de inspiración y podremos vernos beneficiados de cosas que han hecho otros, pero ¡ojo! inspirarse de otros no significa copiar.

 

9 – Lluvia de ideas “brain storm”

Una lluvia de ideas, o como le dicen los yankies “brain storm” es una forma muy común dentro de grupos de trabajos creativos. Tiene varias versiones de cómo aplicarse, pero la más clásica de todas es simplemente tomar un papel y un lápiz y empezar a decir cosas, palabras sueltas o ideas sobre eso que estamos trabajando y lo empezamos a anotar en ese papel. Podemos hacer listas, diagramas o lo que queramos, después vincular palabras con otras y las cosas absurdas que pueden llegar a resultar pueden tener más sentido de lo que crees.

 

10 – ¿Qué no harías?

Seguramente alguna vez tuviste que utilizar el método del absurdo para probar algún teorema matemático ¿verdad?. Para nuestro caso esto funciona de forma similar, pensar y escribir que cosas no utilizarías o no harías a la hora de resolver un diseño puede ser otro buen recurso para desarrollar tareas creativas e inspirarte y enfocarte en cosas nuevas. En una de esas, algo que estabas tan seguro de que no ulitizarías en un diseño termina siendo un aliando inesperado.

 

Bonus Track – Toca un instrumento

Esto sin duda no aplica para todo el mundo, pero tocar un instrumento, en mi caso, es fuente divina de inspiración. Todos mis diseños siempre están influidos por la música, ya sea porque mientras diseño me pongo a escuchar diversidad de pistas o bien porque cada tanto hago un brake para tocar mi guitarra o alguno de mis otros instrumentos. Si no sabes tocar nada, realizar una simple melodía con el repique de tus palmas contra la mesa y el sonido de tu voz puede servir, ¡incluso yo lo hago a veces también!

 

Estos tips pueden no funcionar para todo el mundo, pero seguro que al menos uno de ellos va a ayudarte a salir del pozo negro del bloqueo de la inspiración.

 

Etiquetas: , , , ,

Dejar Comentario